Poesías Infantiles

7 bellas poesías para recitar en el Día de la Madre

El Día de la Madre es una fecha sumamente especial, en la cual podemos conmemorar todo ese esfuerzo y cariño que las madres hacen por sus hijos, sin importar la edad que tengan. Aunque hay muchos regalos y detalles que pueden hacer felices a nuestras mamis, uno de los más bonitos es escuchar lindos poemas de parte de los más chiquitos.

A continuación, te sugerimos siete poesías infantiles que están pensadas especialmente para recitarse en esta fecha, y que hablan del vínculo más importante que puede existir en este mundo: el que solo una madre y un hijo pueden tener.

Mi mamá

Mi mamá me ayuda a encontrar la felicidad

cuando yo no puedo seguir adelante

es como una flama en medio de la oscuridad

que me cuida en mis peores instantes.

Mi mamá sabe cuando algo anda mal conmigo

no duda en rezar por mí todas las noches,

y durante mis sueños brindarme el más dulce abrigo

aunque a veces también tenga que darme algunos reproches.

Mi mamá es linda y tierna como la más bella flor

quiero quedarme a su lado toda la vida

pues  entre todas las mamis ella es la mejor

gracias mami, por todas las bendiciones recibidas.

Madre querida

M es las bellas magnolias que yo quisiera darte en este día

A es por todo el cariño que solo tú me sabes brindar

D es por tanto que me das desde el momento en que nací

R es porque a pesar de tus regaños yo te quiero tanto a ti

E es porque tú me empujas en mis momentos más tristes

Q es porque te quiero más que a nadie en este mundo

U es porque una y otra vez has estado ahí para abrazarme

E es porque tú eres esa luz que alegra todos mis días

R es porque eres también la reina de mi corazón

I es por la ilusión que me hace ver cada mañana tu sonrisa

D es por los días felices que hemos pasado juntos

A es porque tú siempre me has dado alas para volar.

A ti madre querida, madre adorada, ¡te deseo un feliz día con todo mi corazón!

El amor de una madre

El amor de una madre sabe creer en ti

cuando nadie más piensa que puedes hacer lo imposible.

El amor de una madre te da esperanzas

cuando todo a tu alrededor parece oscuro y gris.

El amor de una madre te perdona de corazón

cuando los demás no pueden comprender tus errores.

El amor de una madre se siente honrado por tenerte

sin importar las pruebas que hayas tenido que superar.

El amor de una madre lo es absolutamente todo

pues no hay nada más grande que ese cariño singular.

A mi madre tan amada

A mi madre tan amada yo jamás podré olvidar,

fue ella quien con sacrificio me dio la vida,

aquel día tan feliz en que por fin nos conocimos

fue su sonrisa la primera que pude mirar.

A mi madre tan amada yo le debo muchas cosas,

desde su cariño y sus vestidos hasta sus ricas comidas

desde sus cuidados y sus mimos hasta sus oraciones

todas las horas juntos han sido maravillosas.

A mi madre tan amada yo le quiero decir una cosa

no puedo darte flores ni claveles, ni oro o diamantes,

pero a cambio te ofrezco humildemente mi corazón

pues para ella siempre será la más hermosa.

Para mamá con cariño

De ti aprendí que no importan las adversidades,

se puede salir adelante con esfuerzo y fe

pero más que nada con tu inmenso cariño

que me han servido para descubrir un sinfín de verdades.

Tú me enseñaste a vivir con alegría

a sonreír ante las dificultades y seguir adelante,

a tener esperanza en los momentos más oscuros,

no sé que sería de mí si tú no estuvieras en mi vida.

Para mamá con cariño en este día especial,

si pudiera decirte cuando significas para mí

te pido que no dejes de abrazarme nunca,

ni cuando llegue el día final.

Gracias mamá, por todo tu cariño

Gracias mamá, por todo el cariño que has sabido darme

aunque no siempre me comporte y debas regañarme

para mí no hay nada más importante que estar a tu lado

en honor a esos nueve meses que me estuviste esperando.

Gracias mamá, por todos tus abrazos llenos de ternura

porque solo tú sabes reconfortarme con toda tu dulzura

quiero decirte que eres lo más grande que tengo en esta vida

me acuerdo de cuanto me quieres y de lo linda que es tu sonrisa.

Gracias mamá por ser la mejor del mundo,

¡qué tengas un feliz día, te deseo con mi amor rotundo!

Para ti que me diste la vida

Por tus besos y caricias y tus canciones de cuna,

por las palabras que me dices cuando vienes y me arropas,

por la ternura de tus manos y la mirada de tus ojos,

te amo tanto madre querida, a pesar de tus enojos.

Por que sabes corregirme, aun cuando no veo mis errores,

debes saber madre querida, que eres el más grande de mis amores,

tú estás cuando yo te necesito, cuando pierdo la esperanza,

con tus palabras amorosas me devuelves la confianza.

Para ti que me diste la vida, en este día tan hermoso,

el calor de tus abrazos es para mí lo más precioso,

no me canso de tus abrazos ni de tu infinita paciencia,

para mí, madre adorada, lo más bello es tu existencia.

Como ves, la poesía es una de las maneras más creativas de felicitar a las mamás en su día o bien, de entretenerlas durante una dinámica en la escuela. Es usual que los niños reciten poemas como estos en festivales escolares. A ellas les encantará escuchar cualquiera de los poemas que acabas de conocer aquí.

¿Qué otros versos conoces para decirle a mamá en su fecha especial? ¿Harías alguna dinámica para dar a conocer estas rimas tan bonitas?

Comparte tus ideas con nosotros en los comentarios.

Nuestro puntaje de los lectores
Calificación: 0 (0 Votos)

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó: