Nutrición Infantil

Consejos para alimentar a los niños por etapas – (0 a 15 años)

La alimentación es uno de los aspectos que más importancia tienen en el cuidado de los niños, desde que son recién nacidos hasta que se convierten en adolescentes. En una sociedad donde la obesidad infantil es cada vez más alarmante en muchos países de Occidente, resulta indispensable aprender a alimentarlos desde temprana edad de una manera apropiada.

¿Sabes cuáles son los nutrientes que necesitan tus hijos por etapas? ¿Te has preguntado si existe un método correcto de nutrición para cubrir sus requerimientos alimenticios van creciendo? No dejes de revisar los apartados a continuación para descubrirlo.

Nutrición para bebés

Consejos para alimentar a los niños por etapas - (0 a 15 años) 1

Durante los primeros meses de un bebé, su principal fuente de alimento será la leche materna, de manera que es indispensable que las madres cuiden al máximo su dieta, absteniéndose de fumar, beber alcohol o consumir comida chatarra en exceso. No es sino hasta después de los seis meses que cada bebé tendrá la oportunidad de probar cosas nuevas, empezando por abandonar la dieta blanda.

  • No descuides la introducción de sólidos en la dieta. Cuando los bebés comienzan a masticar, es bueno empezar con alimentos semi-sólidos como las papillas, las sopas, los quesos y las carnes picadas. Lo más recomendable es que consultes con tu pediatra para que pueda aconsejarte sobre el régimen alimenticio más adecuado para tu bebé; no todos cuentan con las mismas necesidades nutricionales siempre.
  • Es muy recomendable que los niños menores de 2 años consuman grasas. Al contrario de lo que piensan muchos padres y madres, los alimentos grasos son necesarios para los bebés (a menos que un médico indique lo contrario), pues les proporcionan los nutrientes que necesitan para su desarrollo cerebral y la creación de conexiones neuronales. Luego de cumplida esta edad, podrás comenzar a restringir la grasa que tu bebé consume.

Nutrición para niños de 1 a 6 años

Consejos para alimentar a los niños por etapas - (0 a 15 años) 2

Este período puede ser muy complicado si hablamos de alimentación, pues los niños y niñas apenas están conociendo los alimentos que existen, además de que su apetito puede ser muy cambiante. Es necesario tener paciencia y enseñarles a disfrutar de la comida sin necesidad de forzarlos. Ante todo, no dejes de recordar los siguientes puntos.

  • Los niños pequeños necesitan mucho calcio. No hay que olvidar que sus huesos y sus dientes necesitarán fortalecerse para crecer como es debido. Los lácteos son una fuente estupenda de calcio; pero en caso de que los niños sean intolerantes o alérgicos, siempre podrás hallarlo en otros alimentos como las sardinas, el tofu, los cereales y las leches vegetales.
  • La fibra tampoco está de más. La digestión es otro aspecto que hay que cuidar en los más pequeños. Lo ideal es que coman muchas frutas y vegetales, que son una fuente abundante de fibra y más blandos y fáciles de comer que los cereales.
  • “Jugar con la comida” es algo bueno. Es normal que los chiquitos quieran comer con las manos o experimenten aversión hacia ciertos alimentos. Hacer que se familiaricen con la comida mediante el tacto, la vista y el olfato además del gusto, es sano y recomendable para que aprendan a comer de todo.

La cantidad recomendada de calorías para niños y niñas de 2 a 3 años, es de 1000 calorías, subiendo a 1200-1400 cuando tienen de 4 a 8 años de edad.

Nutrición para niños de 6 a 12 años

Consejos para alimentar a los niños por etapas - (0 a 15 años) 3

Por cierto, antes que te olvides, ¿nos apoyarías con un like? De esta forma nos apoyas a seguir publicando de forma gratuita.😀

Los niños de primaria atraviesan por un proceso en el que es más fácil conocer las distintas opciones de comida a su alcance, definiendo además que alimentos les gustan y cuales no. También siguen siendo especialmente propensos a comer dulces y comida chatarra, de manera que es indispensable controlar su dieta.

  • Los azúcares son necesarios para brindarles energía. Con esto no nos referimos a golosinas, pues podrás encontrarlos en una gran variedad de frutas y vegetales.
  • Además deben comer bastantes carbohidratos. La moderación y la elección de alimentos nutritivos, como el arroz integral, la avena, la quinoa y el amaranto, son la clave para evitar que engorden.
  • No te olvides de incorporar grasas a su dieta. También les brinda energía y aportan nutrientes excelentes para su crecimiento. Algunas fuentes ideales de grasas saludables son la mantequilla de maní, el aceite de coco y los aguacates.

La cantidad recomendada de calorías para niños de 9 a 13 años, es de 1600-2000 calorías, y en el caso de las niñas de 1400-1600.

Nutrición para preadolescentes y adolescentes

Consejos para alimentar a los niños por etapas - (0 a 15 años) 4

Durante la transición de la niñez a la adolescencia, es normal que los niños y niñas necesiten una cantidad mayor de comida para compensar todos los cambios que físicos que estarán experimentando. En este caso, es prudente tener en cuenta las siguientes recomendaciones.

  • El calcio es primordial. Debido a que buena parte de la estructura ósea se termina de formar durante este período, es necesario que consuman más lácteos como el queso y la leche, entre otros.
  • Los chicos deberían aumentar su cantidad de proteínas ingeridas. Son esenciales porque tienden a desarrollar más masa muscular que las mujeres y pueden consumirlas por medio de legumbres, huevos, carnes blancas, pescado y carnes rojas de vez en cuando.
  • Las chicas deben consumir una cantidad mayor de hierro. Esto debido a la presencia de su período menstrual. Alimentos verdes como las espinacas y las acelgas, les permitirán recuperar dicho mineral perdido en su sangre.

La cantidad recomendada de calorías para chicos de 14 a 18 años, es de 2000-2400 calorías, y en el caso de las chicas de 1800.

Recomendaciones adicionales

Consejos para alimentar a los niños por etapas - (0 a 15 años) 5

  • Procura que los niños beban agua suficiente y no solo cuando les de sed. La hidratación es un aspecto muy importante para prevenir enfermedades y asegurarnos de que tengan energía. Consumir una gran variedad de frutas y verduras es una gran alternativa como fuente de agua, ya que así no se cansarán de beber líquidos todo el tiempo.
  • Reduce los azúcares al mínimo. No solo se encuentran en las golosinas, sino en otros productos de consumo común como los refrescos, los jugos y cereales azucarados, la bollería procesada y los aderezos en exceso. Lo más recomendable es optar por llevar una dieta lo más natural posible, con alimentos preparados a partir de granos enteros, frutas, vegetales y carnes magras.
  • No siempre es bueno hacer que los niños se coman todo lo que hay en el plato. Obligarlos puede impulsar el mal hábito de comer de más, incluso cuando no tienen hambre. Por eso es preferible escucharlos cuando ya no tienen ganas de comer; así aprenderán a diferenciar su apetito de antojos y a comer las raciones adecuadas.
  • Cuidado con los cambios alimenticios rumbo a la adolescencia. Durante esta etapa, los chicos y chicas comienzan a ser más conscientes de su apariencia y es fácil que caigan en trastornos alimenticios al dejarse llevar por modas absurdas. Por eso es importante asegurarnos de que coman balanceadamente y estar en constante comunicación.
  • No uses golosinas, ni comida chatarra como incentivos. A muchos padres les parece fácil ofrecerlos a los niños como premio, para que dejen de llorar o simplemente, para que coman algo. Lo mejor que puedes hacer es esforzarte por inculcarles el gusto por la comida saludable, pues una vez que un mal hábito es adquirido se hace más difícil de dejar con los años.

Y tú, ¿tienes algún otro consejo sobre nutrición infantil para compartir con nosotros? ¡No dejes de hacerlo en los comentarios!

Nuestro puntaje de los lectores
Calificación: 0 (0 Votos)

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó.

Acerca del autor

Eve

¡Sé el primero en comentar!

Clic aquí para Comentar