Experimentos fáciles para Niños

5 experimentos fáciles de Física y Química para niños

No hay mejor manera de hacer que los niños aprendan, que por medio de experimentos fáciles que puedan hacer tanto en casa como en la escuela. Muchos de ellos se pueden hacer con ingredientes y objetos que tenemos al alcance y lo mejor, es que les permitirán comprender a la perfección distintos fenómenos físicos y químicos.

A continuación te mostramos cinco experimentos caseros para niños, que son seguros y muy sencillos de llevar a cabo.

Lámpara de lava casera

5 experimentos fáciles de Física y Química para niños 1

Materiales:

  • Agua
  • Aceite
  • Colorante vegetal
  • Una aspirina pastilla efervescente
  • Un vaso o frasco transparente
  • Una cuchara

Procedimiento:

  1. Comienza llenando el vaso con agua casi hasta llegar a la mitad.
  2. Enseguida añade aceite para llenar el resto. Notarás que los líquidos no se mezclan, sino que quedan separados en dos capas, con el aceite flotando por encima del agua.
  3. Ahora hay que añadir unas cuantas gotas de colorante. En cuanto lo hagas, es normal que se acumulen en el fondo del vaso en forma de burbujas.
  4. Para diluir el colorante, simplemente sumerge la cuchara hasta el fondo y agítalo suavemente. La capa inferior del vaso debe quedar coloreada por completo.
  5. Aquí es cuando llega la parte divertida del experimento: añade la aspirina y mira lo que pasa. Verás cientos de burbujas que forman un efecto genial entre el agua y el aceite, asemejando una auténtica lámpara de lava.

Explicación: Las aspirinas, al ser un ingrediente efervescencia, reaccionan liberando dióxido de carbono entre ambos líquidos, lo que permite que el gas pueda viajar de arriba hacia abajo en el vaso.

Espuma multicolor

5 experimentos fáciles de Física y Química para niños 2

Materiales:

  • Una bandeja de vidrio o de plástico
  • Tres o cuatro vasos pequeños de vidrio
  • Colorante vegetal de diferentes colores
  • Vinagre
  • Bicarbonato de sodio

Procedimiento:

  1. Primero colocamos la bandeja sobre la mesa. Esta nos servirá para manchar la superficie.
  2. Ahora pon todos los vasitos encima.
  3. Vierte vinagre en cada uno de los vasos, lo mejor es que llenes menos de la mitad.
  4. Agrega unas gotas de colorante de diferente color en cada vaso.
  5. Llego la hora de hacer estallar la espuma. Añade una cucharada de bicarbonato en cada vaso y espera… ¡ahora la espuma sale a borbotones! Y si esperas un poco, verás que las burbujas de cada vaso se han teñido de un color distinto.

Explicación: El bicarbonato de sodio reacciona a la acidez del vinagre, provocando un efecto efervescente instantáneo. Como usamos grandes proporciones de ambos ingredientes, obtuvimos una gran cantidad de espuma. A los niños les encantará hacer este experimento que además de educativo, es muy divertido.

Imanes mágicos

5 experimentos fáciles de Física y Química para niños 3

Materiales:

Por cierto, antes que te olvides, ¿nos apoyarías con un like? De esta forma nos apoyas a seguir publicando de forma gratuita.😀

  • Agua
  • Un vaso de cristal
  • Varias piezas metálicas pequeñas (de hierro, níquel o aleaciones similares)
  • Un imán

Procedimiento:

  1. El primer paso es llenar el vaso con agua.
  2. Ahora coloca dentro todas las pequeñas piezas de metal que conseguiste.
  3. Toma el imán y pégalo a la pared del vaso… ¡Increíble! Todas las piezas metálicas son atraídas hacia él dentro del agua. Cuando mueves el imán, ellas también lo hacen.

Explicación: Los imanes cuentan con un magnetismo similar al de varios metales, como el níquel y el hierro. Esto permite que ambos materiales se atraigan, incluso si hay un líquido o una pared delgada de por medio.

Líquido que desaparece

5 experimentos fáciles de Física y Química para niños 4

Materiales:

  • Agua
  • Alcohol etílico
  • Una probeta transparente de más de 500 ml
  • Un vaso de 500 ml
  • Un embudo

Procedimiento:

  1. Coloca la probeta sobre la mesa y vierte en ella agua. Debes llenar 200 ml exactos.
  2. Una vez que hayas medido la cantidad anterior de agua, vacíala en el vaso.
  3. Ahora vas a verter 200 ml de alcohol con exactitud; asegúrate de medirlos a la perfección.
  4. Añádelos al agua en el vaso, no importa que ambos se mezclen.
  5. Con ayuda del embudo, vas a volver a vaciar el contenido del vaso dentro del embudo. Fíjate muy bien en la cantidad que marca ahora la probeta.
  6. Debido a las cantidades que medimos anteriormente, cualquiera esperaría que hubiera 400 ml exactos de líquido. ¡Pero sorpresa! La verdad es que hay un poco menos, ¿a dónde se habrá ido todo el líquido restante? Literalmente ha desaparecido.

Explicación: El alcohol, al contrario que el agua, tiende a evaporarse mucho más rápido puesto que cuenta con una menor densidad. Cabe mencionar que el agua también se puede evaporar si elevamos su temperatura; pero a temperatura ambiente, definitivamente tardará más que el alcohol.

Gusanitos bailarines

5 experimentos fáciles de Física y Química para niños 5

Materiales:

  • Gusanitos de dulce
  • Agua
  • Bicarbonato de sodio
  • Vinagre
  • Un plato
  • Un vaso transparente

Procedimiento:

  1. Dentro del plato, coloca varios de los gusanos de dulce.
  2. Llena el vaso con 3/4 partes de agua y añade tres cucharadas de bicarbonato sódico.
  3. Ahora revuelve ambos ingredientes para diluir el bicarbonato, hasta que el agua se torne de color blanco.
  4. Vierte esta solución dentro del plato que contiene los gusanitos. La idea es que se remojen muy bien con el líquido.
  5. Espera unos quince minutos para que absorban tanta agua como sea posible. Puedes usar una cucharita para bañarlos con el mismo líquido.
  6. Una vez que los gusanitos estén listos, tendrás que preparar una solución con vinagre. Vuelve a llenar el vaso con 3/4 partes de agua y agrega una parte de vinagre.
  7. Revuelve ambos hasta que el agua se torne de color café.
  8. ¡Listo! Es hora de añadir los gusanos, déjalos caer dentro del vaso y espera un momento… ¡impresionante! Los gusanitos se han comenzado a mover por sí solos. No es magia, es ciencia y la explicación es mucho más sencilla de lo que puedes imaginar.

Explicación: En este experimento ocurre algo muy similar a lo que contemplamos con la lámpara de lava casera. El bicarbonato reacciona de manera efervescente al nivel de acidez en el vinagre. Sin embargo en este caso, al estar contenido dentro de los gusanillos dulces, da la impresión de que estos saltan y bailan. ¡Es una de las dinámicas más impresionantes que puedes llevar a cabo para impresionar a los pequeños!

Por medio de estos increíbles experimentos, los niños aprenderán más sobre Química y Física mientras se divierten y juegan a ser científicos. Seas padre, madre o maestro, no dejes de animarte a practicarlos con ellos.

Nuestro puntaje de los lectores
Calificación: 4.8 (4 Votos)

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó.

Acerca del autor

Eve

¡Sé el primero en comentar!

Clic aquí para Comentar