Frases Bonitas

Frases bonitas para una hija

Una hija siempre es motivo de alegría para sus padres, especialmente cuando aun es una niña, pues a esta edad su vida es un mundo de posibilidades. Los cumpleaños, las fechas especiales del año, o las graduaciones, son instantes perfectos para recordarle cuanto la amas y porque jamás te vas a separar de tu lado. Por eso hoy queremos compartir contigo, algunas frases hermosas que los padres o las madres pueden dedicar a sus pequeñas. A tu hijita le encantará saber que la amas tanto.

Conozco a una niña que es capaz de pintar mi mundo de colores con su sonrisa. Desde el primer día en que la tuve en mis brazos, supe que iba a amarla para siempre.


Eres el mayor regalo que cualquier padre o madre pueda recibir. Nunca olvides que te quiero.


Todos los problemas de mi vida comparten una única solución. Recibir un abrazo de esa personita a la que más quiero en el mundo: mi hija.


Creía que lo tenía todo, hasta que llegaste tú y me demostraste que no hay nada más grande, que el amor que un padre/una madre puede tener por su hija.


Algún día crecerás para convertirte en una mujer linda, inteligente y muy talentosa. Solo no lo hagas demasiado deprisa, quiero disfrutar cada momento a tu lado.


Las hijas son como las flores: siempre vuelven a brotar para llenar el mundo con su color y su belleza.


Desde que te tenía en mi vientre, no sabes las veces que soñé con tu carita, con tus manos y con tu voz. Por eso te quiero tanto mi niña, eres lo más importante para mí.


Te he visto crecer a lo largo de estos pocos años y aunque todavía eres una niña, sigo descubrimiento que tienes mucho que enseñarme. Amor, inocencia, paciencia y humildad para reconocer mis errores. Tú eres mi bendición más grande, hijita mía.


Princesa, nunca olvides cuanto te quiere tu familia, lo deseada que fuiste en nuestras vidas y que daríamos todo por ti, sin pensarlo.


Cuando te vi nacer, me di cuenta de que el amor a primera vista existía. Pues me bastó con mirarte para saber que ibas a ser lo más importante en mi vida.


No sabía que mi vida estaba incompleta hasta que te vi nacer, y llenaste un espacio en mí que ignoraba que existía.


A mi querida hija: Jamás olvides que te amo, incluso cuando sea dura contigo. La vida está llena de momentos que te hacen reír y llorar, pero no importa lo que pase, tú siempre me tendrás a tu lado.


El instante más feliz de mi vida, fue cuando me enteré de que iba a ser mamá/papá de una niña tan bonita como tú.


Para mi hija: Cuando me miro en tus ojos, veo mi pasado, mi presente y mi futuro, veo el momento en el que supe que existías y los instantes que presenciaré a tu lado. Soy muy afortunado(a) por tenerte en mi vida y prometo estar siempre para ti.


Una hija, es esa pequeña que llega a tu vida para llenar todos tus días de luz y que algún día crecerá para convertirse en tu mejor amiga.


Tú eres el recuerdo más hermoso que guardo dentro de mi corazón y el tesoro más grande que tengo en mi vida.

Por cierto, antes que te olvides, ¿nos apoyarías con un like? De esta forma nos apoyas a seguir publicando de forma gratuita.😀


Siento orgullo por muchas cosas en la vida, pero si tuviera que elegir solo una, esa serías tú, mi querida niña. Desde que te tuve en mis brazos supe que todo por lo que había pasado, había valido la pena.


Cada día que te miro crecer, me doy cuenta de la bella que es la vida, de lo orgulloso(a) que me siento de ti.


A veces te miro y me duele ver que creces muy rápido. Pero también me siento feliz, porque me doy cuenta de la maravillosa mujer en la que te convertirás algún día.


Una hija puede superar tu vientre, pero jamás superará tu corazón.


Hija mía, hoy y para siempre, tú serás el motor que me hace seguir adelante. Porque desde que naciste, nada fue tan grande para mí con tu sonrisa.


Todos los días le doy gracias a Dios por permitirme ser tu mami/papi. Eres un ángel que hace que cada día tenga su propósito.


Le pedí a Dios que enviara una bendición en mi vida y entonces llegaste tú, con esa linda sonrisa que ilumina mi mundo. Eres lo que más amo en el mundo y quiero que lo sepas ahora, por si en un futuro estás demasiado ocupada para escucharlo.


Tal vez tenga que cometer errores para enseñarte en la vida, tal vez haya momentos en que nos distanciemos y en que no comprendas porque hago las cosas. Pero si de algo estoy seguro(a) es de que sin importar lo que pase, nunca dejaré de quererte.


En el primer instante en que te sostuve en mis brazos, me di cuenta de cuanta falta me habías hecho toda mi vida.


Pueden pasar los años hasta que te conviertas en una mujer, pero siempre serás mi niñita, esa a la que quiero con todas mis fuerzas por ser quien es, de manera incondicional.


Muchas veces rezamos para que llegaras a nuestras vidas, pero a veces Dios nos contestaba que no era el momento. Un día supimos que íbamos a tenerte y nos dimos cuenta de que habíamos sido bendecidos. Desde entonces, la alegría jamás se ha marchado de nuestro hogar.


Conozco a la niña más bonita del mundo, ella salió de mi vientre y es capaz de iluminar una habitación entera con su sonrisa.


Nunca olvides que puedes lograr todo lo que te propongas. Eres una niña buena, inteligente y muy talentosa, que algún día brillará más que las estrellas del cielo.


Siempre recuerda que además de ser una hija maravillosa, también tienes dos padres maravillosos que te aman tal como eres.

Tu hijita apreciará muchísimo que le demuestres tu cariño con estas frases sinceras, ¿cuál de ellas vas a escoger para darle una sorpresa?

Nuestro puntaje de los lectores
Calificación: 3.9 (13 Votos)

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó.