Juegos para aprender a orinar

Juegos para aprender a orinar

Uno de los avances más importantes para los niños pequeños, es dejar de usar pañales para ir al baño como todas las personas. Si bien esta etapa se suele dar entre los dos y los tres años, tienes que saber que cada niño y niña tienen sus procesos propios. Tanto su madurez como el ritmo fisiológico de sus cuerpos, son factores decisivos para que antes o después aprendan a usar el baño como se debe. Y mientras tanto es muy importante que tengas paciencia y los animes de manera positiva, pues los regaños en este aspecto pueden ser contraproducentes para su autoestima.

El día de hoy te informaremos sobre como saber si un pequeño está listo para aprender a orinar, además de compartir algunas actividades que te pueden ser muy útiles en el camino. ¡Por qué ir a hacer pipí también puede ser divertido!

¿Cómo saber cuando un bebé está listo para dejar el pañal?

Juegos para aprender a orinar 1

A veces puedes toparte con niños que pareciera que quieren dejar el pañal demasiado pronto, otros pueden preocuparte porque no ves la hora en la que empiecen a ir al baño por sí solos. No los presiones, es más útil mirar con atención las señales que demuestran que pueden comenzar esta nueva etapa de aprendizaje. Obsérvalas con atención:

  • Hacen gestos para mostrar que quieren orinar. Sabes cuando tienen que hacer sus necesidades porque hacen muecas de incomodidad, se mueven mucho e incluso pueden hacer como si estuvieran a punto de orinar o defecar. Reconocer estos gestos es primordial.
  • Pueden aguantar más tiempo sin ir al baño. De la misma manera, notarás que pueden estar hasta tres o cuatro horas jugando sin sentir molestias en su pañal. Esto significa que los músculos de sus esfínteres se están haciendo más fuertes y pronto dejarán de necesitar el pañal.
  • Intentan cambiarse los pañales cuando están sucios. Si mojaron el pañal, pueden querer quitárselo ellos mismos de forma repentina o pedirte que los cambies de inmediato.
  • Saben lo que es “hacer pis o caca”. Estas palabras forman parte de su vocabulario, sabe que son parte de la vida cotidiana y no temen decirte cuando necesitan ir al baño, ya sea que estén en casa o en cualquier otro sitio.
  • Tienen habilidades motrices suficientes para aprender. Finalmente, un niño que ya tiene la capacidad de correr de un lado a otro, hablar con sus padres y comprender las indicaciones más básicas, se encuentra en la edad perfecta para empezar a hacer sus necesidades por su cuenta.

Ante todo, ten en cuenta que aprender a controlar sus esfínteres es una habilidad para la cual los niños requieren tiempo, cariño y mucha comprensión. Tú puedes hacer que sea más fácil para ellos, aplicando las dinámicas que vas a ver a continuación.

Métodos para que los niños aprendan a orinar

Juegos para aprender a orinar 2

Habiendo identificado que tu niño o tu niña están más que listos para comenzar a ir al baño solos, es tu responsabilidad hacer que lo logren sin el estrés. Esto es más importante de lo que crees, pues no tienes idea de la cantidad de chiquillos que se sienten mal por seguir mojando la cama o haciéndose encima. El hecho de recibir regaños por esta acción inofensiva, puede provocar que asocien el acto de defecar u orinar con algo negativo, lo que podría retrasar su proceso de aprendizaje.

¡No cometas el mismo error! Consigue una bacinica entrenadora adecuada para el tamaño de tu pequeño o pequeña y toma nota de estas dinámicas divertidas.

Jugando para orinar como niños grandes

De acuerdo con algunos expertos en crianza infantil, es algo positivo que los niños vean el objetivo de dejar sus pañales como un juego. Para esto te proponemos dos que los ayudarán a familiarizarse con sus necesidades fisiológicas:

  • Jugar con agua. Consigue dos o más envases y haz que el bebé juegue a pasar un poco de agua de uno al otro. Tal vez parezca simple, pero esto es algo excelente para que vayan acostumbrándose al concepto de controlar el pis. Mientras manipula el líquido, tú tienes que ir explicándole que es lo que hará cuando esté en el baño y como la orina sale de su organismo. Lo mejor es que puedes utilizar diferentes tipos de recipientes para hacer este juego, desde cuencos de plástico hasta botellas de agua o refresco, platos, vasos y hasta embudos.
  • Jugar con plastilina. Otro juego muy bueno, consiste en amasar y tocar plastilina, pues debes saber que hay una etapa en la que los niños sienten una curiosidad innata hacia el excremento. Quizá te parezca algo desagradable, pero es completamente natural a su edad. Manipular la plastilina puede satisfacer este impulso y es muy positivo para que se decidan a dejar el pañal.

Cuentos para aprender a ir al baño

Otra actividad que se ha puesto muy de moda para entrenar a los niños en edad de hacer pis, es la lectura de cuentos que transformen la experiencia en algo más amigable. Pero espera, ¿qué los cuentos no eran solo para ir a dormir? Pues no, cada vez son más los padres y maestros que usan este recurso en diferentes actividades infantiles. Los chicos entienden muy bien cuando les cuentas algo utilizando diálogos y personajes divertidos. Y si a esto le añades ilustraciones, ¡mucho mejor!

Es por eso que hoy en día existen muchos cuentos que hablan sobre hacer pis o caca, y que los mayores le pueden leer a los bebés mientras se sientan en el inodoro y hacen sus necesidades. Algunos de ellos los puedes encontrar en forma de libros cortos. Otros, se consiguen fácilmente a través de la web. Algunos de ellos también los ubicarás en divertidos vídeos infantiles, que puedes mostrarles desde tu celular o tableta.

Cantando mientras vamos al baño

Al igual que ocurre con los cuentos, las canciones infantiles son un método excelente que se puede utilizar en esta situación. Recuerda que la música y las rimas son ideales para acelerar el aprendizaje de los niños; gracias a ellas retienen mejor muchísimos conceptos y se divierte aplicándolos en su día a día. Aquí te recomendamos algunas que podrían servirte en esta etapa tan importante.

Por cierto, antes que te olvides, ¿nos apoyarías con un like? De esta forma nos apoyas a seguir publicando de forma gratuita.😀

Pipí Popó es una de las canciones más populares en YouTube para ayudar a los niños a dejar el pañal. Esta melodía acompaña a los chiquitines mientras aprenden a usar el baño como grandes, además de ser sumamente orientativa para los padres que sean novatos en esta etapa de su crecimiento. Por no mencionar lo pegadizo de las letras y lo divertido de sus animaciones.

Otra canción que te recomendamos mucho (y más si a tu bebé le encanta Plaza Sésamo), es la de Ir al baño con Elmo, en la cual este simpático personaje servirá de ejemplo para que logre controlar su esfínter al 100%. A veces es mejor que los pequeños aprendan con un personaje conocido, ya que este los motivará a adquirir mayores responsabilidades.

Acuérdate de que también pueden cantarlas en los instantes más cotidianos, como antes de desayunar o mientras van en el coche.

Como estas melodías que acabamos de poner, hay muchas más que puedes encontrar en Internet con el mismo objetivo. Te aconsejamos sin embargo, que elijas solo una o dos para entrenar a tu niño o niña. Todas las canciones que acabas de ver, se las puedes poner a tu bebé cuando esté fuera del baño, o en el momento en que vaya a hacer sus necesidades, desde un dispositivo móvil.

Recompensas por hacer pis

Otro estímulo positivo para que los niños comiencen a tener un mayor control sobre su vejiga, es recompensarlos con pequeños detalles que puedan disfrutar. Estos se les entregan una vez que han defecado o hecho pis correctamente, además de dejar limpiarse y lavarse las manos. Pueden consistir en un dulce, ponerles su película favorita o jugar juntos con el juguete que más les emocione. De esta forma seguirán asociando únicamente emociones positivas a su aprendizaje.

Cabe aclarar que cuando hablamos de recompensas, estas no tienen que consistir precisamente en algo material. Muchas veces los niños responden mucho mejor al efecto. Así que si tu bebé lo ha hecho bien al momento de sentarse en su bacinica, no dudes en darle un abrazo, un beso o una caricia en el pelo. Dile lo mucho que le quieres y porque sientes orgullo de esté empezando a ir al baño sin ayuda de nadie. Créelo, esto es lo mejor que puedes hacer para olvidarte de los pañales cuanto antes.

La ropa interior bonita también puede ayudar

Uno de los incentivos que más funcionan con los niños en edad de ir al baño, son los calzoncitos divertidos, que tengan dibujos de sus personajes preferidos o hagan referencia a las cosas que más les gusten, como los superhéroes, por ejemplo. Usar este recurso puede funcionarte a la perfección, si tu niño o niña son demasiado tímidos para desprenderse del pañal. Lo primero que tienes que hacer, es asegurarte de llevarlos a una tienda en la que pueden elegir la ropita interior que más les guste.

Una vez que la hayan comprado, recuerda decir que solo podrá utilizarse si dejan de lado el pañal y aceptan entrenar para ir al baño como tú. Otra ventaja de la ropa interior divertida, es que permite que los pequeños asocien sentimientos positivos con el hecho de usar el inodoro o sus bacinicas. Inclusive pueden tomar la iniciativa ellos mismos, pues sabrán que la hora de hacer pis es reunirse con sus personajes favoritos, o convertirse en lo que más admiran.

Como ya mencionamos antes, aprender a hacer sus necesidades solos es un paso sumamente importante para cualquier pequeño, durante el que deberían contar con todo el apoyo del mundo. Te recomendamos que elijas una o dos de estas dinámicas que puedas complementar en casa, y te mantengas practicándolas con constancia. En el momento más inesperado, tu hijo o tu hija podría terminar dándote una sorpresa.

¿Qué otros consejos se te ocurre compartir para ayudar a los niños a ir al baño como los grandes? Comparte tu experiencia con nosotros en los comentarios. 😉

Nuestro puntaje de los lectores
Calificación: 3 (2 Votos)

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó.

Acerca del autor

Eve

¡Sé el primero en comentar!

Clic aquí para Comentar