Comida y Recetas

Menú navideño para niños

Una de las mejores cosas que tiene la Navidad es la deliciosa comida que podemos disfrutar en Nochebuena. No obstante, cuando se trata de niños pequeños, encontraremos que es muy común que se muestren reacios a comer platillos como el pavo y las ensaladas, por mencionar algunos. Y esto es totalmente comprensible, pues a su edad están acostumbrados a comer cosas simples y les cuesta probar algo nuevo.

Si este es el caso en tu hogar, te seguimos armar un menú navideño para niños sencillo pero delicioso, que evitará que se queden con hambre antes de ir a jugar. Estas son nuestras propuestas con alimentos que, en general, son sanos y para nada complicados.

Canapés y bocadillos

  • Empanaditas de queso. Este rico canapé es fácil de comer con las manos, lo cual es muy conveniente si vas a tener en tu mesa a niños muy pequeños. Calientitas son mejores y si lo deseas, les puedes poner algún diploma para acompañar, como salsa de tomate.
  • Canelones. Otra alternativa muy satisfactoria para los pequeños, son estos ricos rollos de carne con queso; que incluso podrás encontrar o preparar en una amplia variedad de presentaciones. Los hay rellenos de verduras, de pollo, de res o de cerdo.
  • Mini-sandwiches de jamón. ¿Qué pequeño no disfruta con los sándwiches? Para transformarlos en un bocadillo adecuado, solo asegúrate de cortarlos en cuadrados o triángulos pequeños. Si cuentas con cortadores para galletas navideños, podrías convertirlos en un canapé temático y muy divertido con el que decorar la mesa.
  • Tocino enrollado. Otro bocadito muy rico y fácil de hacer es este. Pon a cocer algunos trozos de tocino, enróllalos y sujétalos con un palillo sobre una bandeja. Puedes pasarles un poco de aceite de oliva o añadir algunas aceitunas para formar brochetas en miniatura.

Platos entrantes

  • Pasta con jamón y queso. Las pastas nunca pueden faltar en la comida de Navidad y por suerte, son un alimento que puede convencer a muchos niños. En realidad puedes agregarles varios acompañamientos dependiendo de lo que les guste, como albóndigas y bechamel. Nosotros te sugerimos queso y jamón, como una opción más segura.
  • Arroz con verduras. Al igual que la pasta, los arroces encantan a todos los niños y tienen el plus de ser uno de los alimentos más nutritivos. Prepara un arroz colorido añadiendo vegetales como zanahorias, guisantes, calabazas y elotes. Un sustituto muy saludable para el arroz es la quinoa, que se prepara prácticamente de la misma forma.
  • Ensalada de manzana. Si bien este ya es un platillo muy típico de la Navidad, lo mejor que puedes hacer es simplificarlo para hacerlo del gusto de los niños más remilgosos. Corta varias rodajas de manzana y mézclalas con trozos de zanahoria, piña, cerezas y nueces. Añade crema al gusto de los pequeños.
  • Sopa de pollo y verduras. Tomando en cuenta el frío que hace en diciembre, una sopa caliente es algo que los más chiquitos adoraron y les hará sentirse como en casa. Si usas pasta de figuras como letras, estrellitas o coditos, puedes apostar a que se la comerán al instante.

Platos principales

  • Palitos de pescado. El pescado en palillos les encanta a los niños, especialmente cuando va aderezado con un poquito de sal y jugo de limón. Si tienes la carne del pescado aparte, dale forma de figuras navideñas con cortadores de galletas y cúbrelas con una buena capa de pan rallado, antes de cocinarlas.
  • Pollo empanizado. Al igual que el pescado, el pollo es una comida segura para los niños a los que les cuesta comer de todo. Lo pueden comer con un poco de salsa de tomate, de queso o de patatas, en forma de palitos, nuggets o figurines varios.
  • Cóctel de camarones. A los pequeños a los que les encantan los mariscos, podemos servirles unos cuantos camarones en cócteles, empalizados o cubiertos de coco. Nótese que la comida en tamaño bocado como esta, es perfecta para que puedan comer sin tener que cortar la comida o pedir ayuda a los adultos.
  • Pelotitas de patata y calabacín. Ideal como opción vegetariana. Haz un puré de patatas y calabacines y mezcla ambos ingredientes hasta formar unas bolitas que puedes asar u hornear con un poco de aceite de oliva. Los condimentos como el ajo y el romero les darán un sabor delicioso.

Postres

  • Galletas de jengibre. Un postre clásico y divertido que encantara a los niños, y que es ideal para disfrutar después de una rica comida. Lo mejor de este tipo de galletas, es que puedes personalizarlas con glaseado, añadiendo todo tipo de divertidos diseños. Si no sabes como prepararlas te dejamos esta receta, que es muy fácil de seguir.
  • Pastel de chocolate. Es una delicia que generalmente nunca falla, pues el chocolate gusta mucho a los niños y que mejor fecha para disfrutarlo que la Navidad. También lo puedes sustituir por brownies, panquecitos o muffins del mismo sabor.
  • Gelatina de sabores. En caso de que busques un postre más ligero, económico y sencillo de preparar, te sugerimos las clásicas gelatinas de agua. Haz varias de diferentes sabores y sírvelas en vasos bonitos después de la cena o la comida.
  • Flan de leche. Si tus niños son verdaderos amantes de lo dulce, otra cosa que les puedes servir para cerrar con broche de oro las fiestas es un delicioso flan navideño a base de leche. Sin duda alguna es un postre ideal que se puede acompañar con frutas, nueces, avellanas y chocolate, entre otros ingredientes.

Al servir tu comida infantil, no te olvides de decorar la mesa de los niños con esmero usando cosas como muñecos de nieve, estrellas y arbolitos; pues los adornos navideños les encantan.

¡Son muchas las opciones que se pueden agregar a la cena navideña para los más pequeños! Si te gustó alguno de estos menús, no dudes en prepararlo para la cena de Nochebuena o el almuerzo de Navidad. Y si eres una futura mamá o conoces a alguien que este por serlo, no te pierdas nuestro menú navideño para embarazadas.

Nuestro puntaje de los lectores
Calificación: 4 (1 Votos)

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó: